Fotorreportaje: Lorca un año después, todo por hacer

Fotorreportaje del estado actual de Lorca. Hoy se cumple un año de los terremotos, y como se puede ver en estas imágenes queda mucho por hacer. 
Anuncios

Entrevista a Juan Carlos Segura, portavoz de la Asamblea de Vecinos de Lorca

“Este año ha sido el del dolor y el que viene tiene que ser el de la reconstrucción”

Comprometido, atento, implicado y solícito, estos son algunos de los adjetivos con los que sus vecinos describen a Juan Carlos Segura, actual portavoz de la Asamblea de Vecinos de Lorca. Y es que paseando con él una tarde por el barrio de La Viña -la zona más castigada por los seísmos- son muchos los que se le acercan para todo tipo de consultas, a las que atiende amablemente y con una sonrisa en la cara. La Asamblea de Vecinos es un órgano más de los que luchan día a día para que Lorca vuelva a brillar con la luz que tenía antes del pasado 11 de mayo, para que la Ciudad del Sol deje de convivir con andamios, edificios apuntalados, y lo que es más importante con el drama humano de 8.000 personas que todavía no han podido volver a sus hogares

Lorca un año después: Los pequeños comercios luchan por sobrevivir

El pasado 11 de mayo la tierra sacudió bruscamente Lorca, y junto a miles de damnificados zarandeó a un sector ya maltrecho por la crisis económica: los pequeños comercios. Tras los seísmos, un 30% de los comercios lorquinos se vieron afectados, unos 1.200. A día de hoy siguen sin poder abrir sus puertas un 10%, 360 de los afectados. Y los que han abierto se encuentran con dificultades añadidas, tales como tener que hacer frente a un alquiler, en los casos en los que sus locales están inhabilitados todavía. Esto hace que la situación sea insostenible para muchos de ellos, que se mantienen a base de esfuerzo y sacrificio. Así, por ejemplo, Filo, gerente de Mercería Filo dice que “un año después se nota que hay menos comercios, así que los que continuamos estamos intentando sobrevivir”. Además, añade que pese a haber abierto tienen que hacer frente a “un alquiler más alto que el de renta antigua que tenía en el bajo que resultó dañado”.

Estas cifras se agravan si nos vamos al barrio de La Viña, donde un 40% de los comercios no han podido retomar su actividad tras los terremotos. Los comerciantes del barrio además de afrontar todos estos escollos, deben asumir la pérdida de un tercio de su población. Un tercio de los vecinos del barrio no ha podido volver a sus hogares, y se encuentran desplazados e incluso fuera de la cuidad.

Desde la Asamblea de Vecinos de Lorca se reclama un plan dinamizador del comercio, que, alega, no contempla el nuevo Real Decreto para Lorca. “Es una de las deficiencias que trae este Real Decreto”, señala Juan Carlos Segura, su portavoz. También solicitan medidas locales para incentivar el sector como la Galería Comercial que se viene postergando desde que se anunció el pasado octubre.

Sigue leyendo